Suscríbete al Blog

viernes, 21 de junio de 2013

PÁGINA 28. EL CUADRO.

El futbolista tiene cabeza de escultura romana.
Una cabeza rotunda, de gladiador, de centurión.
Y una espalda como de gorila del Kilimanjaro.
Pero cuando le ves jugar... es otra cosa.
Se mueve con temple, con la mirada alta, como un general desde las alturas, calculando...
Cuando acepta el reto de un contrario, hasta su arranque violento es elegante. 
No huye del conflicto. Es duro pero no sucio. No hace teatro ni pantomimas. Y sin ingenuidad, sobrevuela a esa cosa que llaman picardía los fulleros.
Ha repartido con contundencia, es lo suyo, y ha recibido lo necesario. 
Protestas las justas y quejas ninguna...

Cuando le he conocido personalmente, he visto todo eso reflejado en su cara y en su actitud. 

Y no me ha extrañado que eligiese el cuadro del boxeador quemado. Es la belleza de la resistencia. La chulería en la derrota. La grandeza de la lucha.
El cuadro, le ha hecho gracia que esté hecho con café, tiene un texto que leyó en voz alta antes de comprarlo:

"El campeón de los pesos pluma,
era un hombre moldeado por el fuego,
por el dolor.
La tristeza se disfrazó de rabia.
Su rostro mostraba que estaba
quemado."

Me gustó escucharle. Me gusta saber que hay gente así. Me reconforta. Bien.





miércoles, 19 de junio de 2013

PÁGINA 27. LA BUSCA.

A mi el fútbol no me interesa mucho. Ya sé que es tendencia que las chicas vayan al fútbol, pero yo creo que van por sus novios. Y yo, de momento, no tengo novio. 
Me ha contado Mak muy excitado que ha venido a casa un futbolista famoso con su novia. No le he hecho mucho caso. Nos hemos puesto cada uno a chatear con la tele encendida y de repente me dice, "mira Chis, esa es la novia del futbolista". ¡¡¡No-te-creo!!! 
¿Que Olga Viborovna ha estado en casa y me lo he perdido?...me he querido morir. Una foto en mi blog con Olga en mi propia casa...mis followers se vuelven locas...
Me he levantado a buscar a Big Mak, pero mi hermano me ha dicho que se ha ido a buscar casa. Que el futbolista ha comprado dos cuadros, un boxeador con la cara chafada y uno grande con churretones azules y amarillos. Y se ha ido diciendo que hoy nos olvidemos de La Bestia, porque tenemos unos ángeles rarísimos sobrevolándonos.
Mi padre estará recorriéndose las calles que le gustan en la moto, llamando a todos los teléfonos de los carteles de "se alquila". Dice que así es como hay que hacerlo. A ver si encuentra algo más barato que esto, vale, pero que tenga un cuarto con armarios grandes para mi. Lo necesito.
Y sobre todo que vuelva Olga Viborovna. ¡Que guapa!, ¡que chic!, ¡que todo!

domingo, 16 de junio de 2013

PÁGINA 26. EL FUTBOLISTA.


El Apocalipsis tiene a sus monstruos trabajando. Pero sigue habiendo ángeles por ahí.
Hace unos dias tuve que ir a Le Cocktail y terminé hablando con un tipo con un corte de pelo extravagante y cara de bruto que me cayó muy bien. Su cara me sonaba, pero entre las copas y la poca luz...
Hablamos de arte. Le gustaba mucho, me dijo, pero no tenía cualidades para ejercerlo. Como yo sí tengo cualidades para el arte, se lo dije. 
Nos fuimos a un par de sitios más. Al despedirnos me preguntó si podía ver lo que yo hago. Le di mi teléfono y ahí quedó la cosa.
Luego caí en quien era el tipo con el que había estado bebiendo toda la noche. Es un futbolista muy conocido. 
Y hoy me ha llamado para ver si podía venir a ver mis cuadros con su novia. Han venido.
La novia del futbolista ha entrado subida a un par de piernas de premio Nobel. Un espectáculo espectacular. 
Cuando Mak y sus colegas la han visto, han caído en un trance silencioso y la han seguido por el pasillo en solemne procesión.
El futbolista ha empezado a mirar cuadros. Le ha gustado uno con un boxeador con la cara chafada. ¿Me lo vendes?
Para eso los hago, le he dicho. Y entonces su novia le ha dicho que era muy pequeño, que ella quería un cuadro más grande. Mucho más grande.
Se ha llevado el boxeador y a su novia le ha comprado un cuadro de más de dos metros.
Nos hemos vuelto a salvar en el tiempo de descuento.
Nunca pensé que un angel pudiese llevar un peinado tan extravagante. Y mucho menos que hubiese ángelas con esas piernas, con esas... formas.
Estaré muy atento a partir de ahora.


viernes, 14 de junio de 2013

PÁGINA 25. EL RITO.

Hoy me he afeitado por primera vez. Que rollo ¿no?. ¿Así toda mi vida? Dice mi padre que te acostumbras, y si no que me deje barba. No se entera. No hay Skaters con barba.
Esta mañana Big Mak se ha levantado como siempre, con pinta de náufrago de chiste. Duerme con pijamas a los que les recorta las piernas, pero así, con unas tijeras en la cocina. Y la parte de arriba la tira. Se podría comprar pantalones cortos directamente, pero dice que no es lo mismo. Es un maniático que va para friki, o al revés.
Y se pone camisetas de antiguo, de tirantes. Yo me rio de él y siempre contesta lo mismo: a la memoria de Sony. Yo le digo que qué Sony y me dice que vea El Padrino. Será una peli en blanco y negro de su época, yo que sé.
Pues estaba Big Mak en el cuarto de baño y le he dicho que me quería afeitar. Me ha mirado con cara de susto. Que qué pasa, le he dicho. Hace nada eras un bebé, me contesta.
Chaval, tengo 15 años. Hace mucho que no soy un bebé, ni siquiera un niño.
Ha resoplado, me ha mirado y me ha pasado la espuma y una maquinilla. Y me ha empezado a dar la brasa con explicaciones, que no he escuchado. 
He puesto la cuchilla sobre mi cara y ¡zas! me he rebanado un grano. 
La imbecil de mi hermana estaba mirando desde la puerta. Quería hacer fotos. Me he cortado por su culpa, porque me ha puesto nervioso. 
Ha salido corriendo a subir la foto al Tuenti. La he perseguido para impedirlo. Lucha. Lo he logrado. 
Luego, tranquilamente, solo, he terminado mi primer afeitado. A ver si me crece rápido un bigote más presentable. Y desaparecen esta mierda de granos.

PÁGINA 24. RECALCULANDO...

He estado oscilando entre clase media media y clase media baja, según el estado de mis finanzas y de mi autoestima. Quizás algún pico de clase media alta baja, pero sin continuidad.
No es que me preocupe el tema, pero Mak y Chis me han salido ultimamente con el asunto. No me parece importante, pero son jóvenes y quieren saber donde  están respecto al mundo que les rodea.
Estamos recalculando, como cuando te sales del camino previsto y la señora del GPS te habla. 
No nos hemos salido del camino. Nos están echando de él a bofetadas.
Recalculando...
¿Adonde vamos? Las definiciones no son muy precisas. Pero creo que si se cuidan ciertos detalles y ciertos ritos, uno se puede mantener en la clase media media, que es un sector amplísimo donde cabe de todo, aunque está bajando toda entera, poco a poco, como los palacios de Venecia.
Ciertos detalles. 
Un coche sueco de 200 CV, con cuero y madera, es un detalle. Lo tengo, por trueque, si, pero cuenta.
Otro: volver a bares carísimos donde has sido feliz, a pulirte el dinero que no tienes en un Vodka Gibson, o mejor en dos, rodeado de gente a la última, que son o se creen guapísimos, sean o no bobos. Lo importante es tu actitud. 
He tranquilizado a mis hijos. Les he dicho que este fin de semana tendrán menos paga. Todos tenemos que hacer sacrificios para que esta familia permanezca en la clase media. 
Esta noche me voy a tomar algo a Le Cocktail, cueste lo que cueste. Me sacrifico lo que sea necesario y más.


martes, 11 de junio de 2013

PÁGINA 23. MALENTENDIDO.

Big Mak habla con la tele. 
Bueno no habla, la insulta. A la tele no, a los que salen en las noticias.
Antes les llamaba estoscabrones o estagente o losmuyhijosde.., pero ultimamente los ha reunido a todos en La Bestia del Apocalipsis, como si fueran un club o una banda.
Mi hermana y yo estamos acostumbrados. No le escuchamos, ni a él ni a las noticias, pero sí vemos que cada vez se cabrea más.
Ha debido pasar algo gordo, porque hoy ha apagado la tele y nos ha dicho que mirarme a los ojos que os tengo que decir una cosa. Cuando se pone así hay que hacerle caso porque no te deja en paz hasta que lo consigue. Que le escuches mirándole a los ojos.
Total, que dice que La Bestia está sobre nosotros, pero que todavía no está en nosotros.
Chis y yo nos miramos, no lo pillamos bien del todo.
Nos dice que no podemos dejar que La Bestia nos envenene el alma.
Yo sigo sin pillarlo, tengo 15 años.
No nos podemos convertir en gente triste, dice.
Eso lo entiendo.
Entonces sale al balcón y mirando al cielo va y grita: "¡Todo menos convertirnos en gente triste!"
Pero la vecina de arriba, la que nos da tapers con comida, está en su balcón y se pega un susto, pensando que le está gritando a ella. Y le contesta que se vaya a la mierda, que a qué vienen esas voces. No ha dicho alamierda, pero algo así.
Big Mak ha dicho que la fase 2, llevar la lucha a la calle ha fracasado de momento y se ha subido a casa de la vecina a dar explicaciones. Aún no ha vuelto.


sábado, 8 de junio de 2013

PÁGINA 22. LAS GIRLS.

La verdad es que no hay muchas chicas que patinen. Y las que patinan se trabajan más el longboard, que es como para pasear. Tambien hacen vertical. El vertical skate es el de tirarse por una rampa, subir por otra, volver a bajar... No hace falta mucha fuerza porque solo hay que dejarse caer. Las chicas  son ramperas, les va bien el vert. 
Los colegas hacemos street style. Músculo y habilidad. Y trucos peligrosos, como grindar barandillas o saltarse bancos. Esas cosas.
Pero siempre ha habido chicas alrededor, aunque no las hiciéramos mucho caso.
Eso ha sido hasta hace poco, (lo de hacer caso a las chicas). 
Ahora aparecen y se para todo. Deja de patinar toda la peña. ¡Y tampoco hacen nada especial!
Se echan unas carreras, intentan hacer unos trucos y se quedan por ahí a su bola. Ni nos hablan. Y eso que son de nuestra edad.
Una es la hermana de Zeta, que va de chulita. Antes era normal, pero yo creo que desde que le están creciendo las tetas se ha vuelto tonta. Bueno, con los tios más mayores que nosotros no. A esos les sonríe. 
Otra es su amiga Lola, que no patina mal la verdad, pero vaya... La tercera es la prima de Chinichi, que patina fatal pero es muy simpática. Esta es la que lo ha liado todo. Su padre les ha hecho unas camisetas rosas en las que pone Las Girls.
Aparecen las tres de uniforme con las camisetas, unos jeans cortados, llenas de pulseras... y se para todo. Todo el personal mirando como tontos. No lo entiendo.
Bueno, si lo entiendo. Tengo quince años pero no soy gilipollas.

  

viernes, 7 de junio de 2013

PÁGINA 21. MISTER X.

Un correo misterioso.De un tal Mister X. 
Con archivo adjunto. Una foto. Muy bonita. Un sitio paradisiaco. La vuelvo a mirar. El tio de la foto me suena...¡Pero si es...! No lo puedo decir. Dejémoslo en Mr. X.
Es un viejo amigo. Desapareció hace un par de años por motivos económicos.  Deudas y tejemanejes.
Le recuerdo siempre con traje. La corbata apretada de dia y en el bolsillo por la noche. Con un color de piel pálido-grisáceo de oficina y bar. Hizo las cosas mal y tuvo que desaparecer, creo que antes de un juicio o dos.
Y ahora me manda esta foto disfrazada de publicidad. Sano, moreno y con cara de satisfacción.
Es el General Manager del negocio de la foto. Una casa rural en...  en un pais que no ha firmado tratado de extradición ni con El Vaticano. Y que por lo que cuenta, solo se puede llegar allí en paracaídas.
"The 3 Palm Trees es el refugio ideal para aquellos que están desperdiciando su vida y su salud en luchas que en realidad no son las suyas. Para aquellos que están acorralados por la vida partida en meses, pagando uno detrás de otro, sometidos a la prisa y a la avaricia..."
Publicidad poética, ahora está de moda.
Se que Mr. X. no puede volver. No puede volver a ningún sitio. Pero me alegro por él. Me anima ver que se termina por encontrar un hueco en este mundo. Y a lo mejor no le salpica el Apocalipsis. ¡Ojalá!
Mientras sigo buscando piso, no puedo dejar de pensar donde venderán paracaídas. ¿Serán muy caros? Y luego habrá que hacer un cursillo o algo, ¿no?



jueves, 6 de junio de 2013

PÁGINA 20. BAD BOY.

Big Mak le llama "El Inquietante". Mi padre les pone nombres a mis colegas. 
Nosotros le llamamos Bebé. No por niño pequeño, para nada, sino por Bad Boy. Be, be.
Le pusimos el nombre cuando empezó a patinar con nosotros, hace tiempo. Ponía mucho interés, pero se metía unos toñazos de los de Impacto Total. Siempre iba con moratones, heridas y torceduras. Pero seguía como si nada.
No se si era un pirado o el tio más valiente del mundo.
O sea, que era muy malo patinando. Bad Boy. Bebé.
Pues este curso la ha liado en el Instituto. 
El chaval es buenísimo en informática. Hace poco se ha apuntado a un cursillo sobre seguridad en la Red. Tiene claro que quiere ser hacker.
Y lo primero que ha hecho ha sido colarse en la WEB del instituto. Ha manipulado la foto de portada, y ha puesto al Director con nariz y orejas de cerdo, rodeado de tias en bolas enseñándolo todo. Todo.
Claro, ha ido la policía a su casa y se lo han llevado. Me lo dice mi padre: os pillan siempre, os creéis que la policia es tonta...
Le han echado del instituto. Pero ha hecho un examen y le han dicho que tiene nivel de tercero de informática. Y ahí está, feliz como una perdiz.
Lo de Bad Boy ahora es porque es malo de verdad. ¡La policía lo tiene fichado!.
Dice mi padre que qué mundo vamos a construir los de mi generación. ¡¡¡Y yo que se !!!


martes, 4 de junio de 2013

PÁGINA 19. ¡TREGUA!

Suena el timbre.
Estoy solo. 
Me lo pienso. 
Abro.
Y no.
No es el Apocalipsis.
Hoy tampoco.
Es la vecina de arriba,
y su nariz rara,
bonita, 
con personalidad.
No la escucho.
No me entero de a que viene.
Pero pienso que tiene que haber alguna tregua.
Hoy mismo.
Ahora.
Decido que La Bestia duerme.
Olvido a La Bestia.
Olvido su voracidad,
Olvido sus siete brazos.
Nos vamos en el coche sueco,
cuero, madera y años. 
Otra vida.
La vecina, yo y una botella de vino.
Salimos de la ciudad,
del campo de batalla.
El mundo en perspectiva,
de lejos, parece invulnerable,
inamovible, eterno.
Olvido, descanso y sonrisas.
Incluso paz.
El vino es excelente.
O nos lo parece.
Da igual.
Un instante perfecto.

(Incluso la escuadrilla que inutilmente lucha contra La Bestia, gente joven preparada, deja los Superjets aparcados y se van a tomar algo. Es que si no, esto no hay quien lo aguante.)




domingo, 2 de junio de 2013

PÁGINA 18. EL BESO.

¡Ha sido de película!
Esta tarde estaba un poco down, así que he llamado a Coco y nos hemos ido las dos a hacer fotos al centro, a una zona de turistas, modernos y políticos.
Entonces ha aparecido una pareja ideal. Cool cada uno por su lado, pero supercool los dos juntos. Él era un emo gipster, o sea un emotive hardcore con un puntito gipsy. Y ella una hipster poser; que va de hipster, pero que se lava y le gusta el dinero. ¡Una pareja total, total, total¡
Hemos sacado el trípode, pero unos policías nos han dicho que no. Que fotos ahí no. Coco ha puesto cara de pena, lo hace genial, y el policía creo que se ha sentido fatal, así que nos ha dicho que, bueno, con el móvil si, que es que no es lo mismo.
Entonces hemos oído a un chico y una chica que se acercaban discutiendo. Ella le iba echando la bronca y justo cuando pasaban por delante de mi, ella le ha dicho algo y le ha dejado ahí plantado.
El chico era una monada, así que le he mirado a través de la cámara del teléfono.
En ese momento la chica se ha dado la vuelta y ha gritado: "¡vete a la mierda!, ¡tonto!, ¡te voy a comer a besos!" Y dando un salto se le ha tirado encima, se ha enganchado a él y se han dado un beso de película.
¡Y lo tengo en foto!
Coco y yo hemos estado el resto de la tarde riéndonos como tontas.
Luego en casa quitaré a los modernos con Photoshop.