Suscríbete al Blog

viernes, 14 de junio de 2013

PÁGINA 25. EL RITO.

Hoy me he afeitado por primera vez. Que rollo ¿no?. ¿Así toda mi vida? Dice mi padre que te acostumbras, y si no que me deje barba. No se entera. No hay Skaters con barba.
Esta mañana Big Mak se ha levantado como siempre, con pinta de náufrago de chiste. Duerme con pijamas a los que les recorta las piernas, pero así, con unas tijeras en la cocina. Y la parte de arriba la tira. Se podría comprar pantalones cortos directamente, pero dice que no es lo mismo. Es un maniático que va para friki, o al revés.
Y se pone camisetas de antiguo, de tirantes. Yo me rio de él y siempre contesta lo mismo: a la memoria de Sony. Yo le digo que qué Sony y me dice que vea El Padrino. Será una peli en blanco y negro de su época, yo que sé.
Pues estaba Big Mak en el cuarto de baño y le he dicho que me quería afeitar. Me ha mirado con cara de susto. Que qué pasa, le he dicho. Hace nada eras un bebé, me contesta.
Chaval, tengo 15 años. Hace mucho que no soy un bebé, ni siquiera un niño.
Ha resoplado, me ha mirado y me ha pasado la espuma y una maquinilla. Y me ha empezado a dar la brasa con explicaciones, que no he escuchado. 
He puesto la cuchilla sobre mi cara y ¡zas! me he rebanado un grano. 
La imbecil de mi hermana estaba mirando desde la puerta. Quería hacer fotos. Me he cortado por su culpa, porque me ha puesto nervioso. 
Ha salido corriendo a subir la foto al Tuenti. La he perseguido para impedirlo. Lucha. Lo he logrado. 
Luego, tranquilamente, solo, he terminado mi primer afeitado. A ver si me crece rápido un bigote más presentable. Y desaparecen esta mierda de granos.